MOVIMIENTO MARÍTIMO

    Progreso, desde su fundación hasta mediados del presente siglo, tuvo movimientos muy intensos, incluso durante las dos guerras mundiales muchos barcos venían a cargar henequén y otros productos de estado y traer mercancías. Centenares de obreros manejaban la carga en los muelles y zona terrestre y muchas líneas navieras operaban con sus barcos que comunicaban Progreso con Cuba, Estados Unidos, Europa y otros continentes, aparte de las líneas nacionales que mantenían un puente entre este pueerto, Veracruz y Tampico. Por el movimiento de barcos la población flotante era muy significativa.

El comercio importador de la Península recibía sus mercancías vía Progreso y fue tal el movimiento que se registró en la priemera mitad del siglo que casi siempre los muelles eran insuficientes para las maniobras de los buques. En los años cuarentas nació la llamada "Flota Mosquito" que tubo que extenderse a Chicxulub y Chelém por la falta de muelles para las embarcaciones menores en Progreso. Ante la intensidad del movimiento, el comercio, construyó un muelle en Chicxulub para la descarga de canoas, pailebotes y buques motores que con anterioridad hacían esa maniobra en chalanas y a lomo de trabajador hasta los camiones.

Al inaugurarse el muelle fiscal en 1947 al que se le puso "Héroes Aduaneros", en Progreso, la mayoría de las agrupaciones portuarias con centenares de obreros quedaron desplazados por ser innecesarios sus servicios y tuvieron que emigrar con sus familias a otros lugares. A los pocos años, el puerto entró en decadencia por haber bajado considerablemente las importaciones y exportaciones y por las nuevas vías de comunicación como la carretera y el ferrocarril a México.

Muchos de los trabajadores y artesanos se dedicaron a la pesca, construcción de barcos y labores del campo. Al sur de la población surgieron ranchos agrícolas, dedicados a la cría de animales, trituradoras de piedra y plantas para producir materiales de construcción, así como otros negocios que proporcionaban ocupación a los trabajadores desplazados.

Con la inauguración del Puerto de Abrigo Yucalpetén el 1ro. de Julio de 1968, por el entonces presidente de la República Lic. Gustavo Díaz Ordaz, se hizo realidad un viejo anhelo del sector pesquero de contar con un refugio para seguridad de los barcos e intereses vinculados a la indusria ya que en la época de "nortes" los daños eran cuantiosos por la pérdida de barcos.

En Yucalpetén se fueron fomentando las congeladoras, procesadoras y fábricas de hielo. Una respetable cantidad de obreros, de uno y otro sexo, fueron absorbidos por los mencionados negocios. Desde entonces los muelles del puerto de abrigo cargan y descargan los barcos pesqueros y han efectuado las operaciones en el mismo lugar naves mercantes como el sistema "lash" que traían sorgo de los Estados Unidos y a veces conducían materiales de construcción; ahí también desembarcaban los viajeros que transportaban las naves de turismo que estuvieron operando en este puerto.

Actualmente, Progreso está comunicado con importantes puertos nacionales y extranjeros. De Miami se recibe maquinaria y refacciones, de Nueva Orleans y Houston, cereales y mercancía en general. Para Miami, nuestro puerto embarca pescado y artesanías y para puertos del Caribe; cemento, cerveza y otros materiales.

En los años 1965-66 el Estado embarcó para Miami pepinos, pepinillos, calabazas, berenjenas, tomates y frutas.

Muchas fueron las compañías navieras que contribuyeron al auge comercial y marítimo en otros tiempos siendo las más importantes Ward Line, extranjeras y Cía. Mexicana de Navegación, Cooperativa de Transportes Marítimos y Vías Fluviales y Transportación Marítima Mexicana, nacionales.

También tuvo notoria participación en el movimiento marítimo entre Tampico y Veracruz, Progreso, Chelém y Chicxulub, los barcos de la llamada flota mosquito, que durante la segunda Guerra Mundial realizó infatigable y temeraria actividad con los barcos pequeños de madera y hierro para descongestionar los puertos de grandes volúmenes de carga que se acumulaban en los mismos.

Los barcos que arriban a nuestro puerto mueven alrededor de 150 mil toneladas mensuales entre sorgo, soya, maíz, frijol, trigo, chatarra, maquinaria y carga eventual como ganado, y trilladoras y algunas retornan, como ya se dijo, con cemento, cal, bloques, polvo de piedra, artesanías, pescado, artefactos de henequén, miel de abeja y otros artículos. Los barcos petroleros traen de los centros refinadoras alrededor de 100 mil toneladas mensuales.

En los años 1984-85, la empresa naviera norteamericana Central Gulf Lines por medio de un sistema de barcazas denominado "lash" mantuvo comunicado a Progreso con los Estados Unidos en el transporte de voluminosos cargamentos de semillas para las industrias yucatecas. El servicio cesó al vencer el contrato con la empresa.

A partir de 1984 PEMEX transporta combustibles a Progreso procedentes de Coatzacoalcos. Los buques fondean al noroeste del muelle donde bombean el producto hacia una planta de alamacenamiento que se encuentra al sur de la ciudad. Se recuerda que hace muchos años arribaban a este lugar remolcadores con chalanas cargadas de petróleo para descargar en el muelle Benito Juárez. Una tubería que atravesaba la ciudad conducía el combustible a la terminal que se encontraba al sur de la población.

Las gestiones iniciadas por los sectores comerciales e industriales de Yucatán ante el gobierno del Gral. Graciliano Alpuche Pinzón, se reanudan con empeño y siendo gobernador sustituto el Sr. Víctor Cervera Pacheco, el 1ro. de Julio de 1985 se inician las obras de construcción de nuevos atracaderos para barcos de mayor calado con inversión inicial de 1,070 millones de pesos.

Las primeras fases de la obra son concesionadas a la empresa Canteras Peninsulares y Bufete Industrial, por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En los últimos cincuenta años, el mayor movimiento marítimo se registró en la década de los cuarentas por la importación de mercancías y la explotación de nuestros productos. En marzo de 1949, en Progreso y Chelém entraron 50 embarcaciones de altura y cabotaje y en Chicxulub, 44; Total: 94 buques, en la actualidad el movimiento marítimo se sostiene por la entrada de granos para las industrias y consumo del pueblo; entra un promedio de 35 a 40 barcos de altura y cabotaje mensuales.

La Aduana Marítima recaudaba hasta no hace mucho por concepto de derechos de importación y exportación un promedio de 595 millones de pesos antiguos anuales; hace treinta años se recaudaba un millón.

En 1987, la mencionada oficina registró un ingreso por la cantidad de $7,140,135,348.00, pero tiende a aumentar por el movimiento internacional y por las modificaciones que sufre nuestra moneda. En marzo de 1988, la recaudación ascendió a $11,306,521,258.00 (pesos antiguos) en la actualidad, la recaudación debe ser entre uno y dos millones de pesos actuales.

Se mantiene, como en otras épocas, la fe en nuestro movimiento marítimo debido a que Progreso es la puerta marítima más importante de Yucatán.

En los últimos años han operado las empresas Multimodal, Navisur, Transportación Marítima Mexicana, Universal Shipping Company, Alta Náutica Corporation, Pedro Flota S.A., Flota Marítima Mexicana, una empresa griega con su flota de barcos "Mini", Multisur y Cron Wall.

Se dice que el puerto de Progreso ha despertado un creciente interés debido a su apasionante historia y por la importancia que ha tenido como puerto de altura y cabotaje además de ser un centro pesquero y significar mucho en el desarrollo turístico de nuestra entidad.